Archivos para agosto, 2011

En la una entrevista con Renee Bargh(del programa Extra), el guapo actor y estrella de “True Blood”, Stephen Moyer, habló sobre su esposa Anna Paquin, diciendo que le encanta ver peliculas de terror.

Moyer dijo que Paquin aún no había visto su próximo thriller psicológico, “The Caller”.

Stephen explicó: “Lo que más le gusta hacer cuando está en casa sola es ir literalmente a On Demand y encontrar la pelicula mas terrorifica, porno y loca, y verla sola en la cama aterrorizándose a si misma”.

Gracias a sara_northman en TrueBloodSpanish

https://i1.wp.com/www1.pictures.zimbio.com/gi/Celebrities+Sign+Charity+Car+67th+Annual+Golden+s7Fw9ffGK1Zl.jpg Preguntas de askmen para Anna Paquin:

¿Hay algo creado para Sookie que piensas que es demasiado discorde o demasiado tonto – incluso para una serie de vampiros?
AP: No es el tipo de espectáculo en el que realmente puedas hacer esa clase de juicios. Es un mundo donde cualquier cosa puede suceder. Y no puedo pensar en algo que podríamos intentar que me pareciera una locura. Claro, algunas cosas de un episodio a otro puede ser extrañas e inesperadas. Afortunadamente, ninguno de los involucrados con estas historias sufre de una falta de imaginación.
Tú eres la estrella de un programa de culto con seguidores fanáticos – la multitud de Comic-Con en pleno efecto. ¿Qué se siente frente a eso?
AP: Yo no estaba preparada en un primer momento. De hecho, me quedé sorprendida por el desarrollo de la serie antes de que incluso saliera al aire. Hubo un rumor increíble sobre el show – un anticipo antes de que incluso saliera al aire. Fue alucinante entonces, y sigue siéndolo para mí.

 

La actriz Anna Paquin se encuentra rodando en Shreverport una nueva pelicula junto al actor Ryan Phillipe (info aquí), pero tuvo un descanso para una de sus pasiones, el dulce y es que la actriz se dirigió hacia una panaderia y le dijo al vendedor que estaba intentando hacer una tarta de terciopelo rojo (ver la receta aquí).

Al parecer la actriz se comportó de una forma muy amigable y accesible.

 

Fuente

La actriz de “True Blood” Anna Paquin fue vista en el parque de atracciones Six Flags Magic Mountain el 3 de Agosto de 2011 en California, Los Angeles.

Click para ampliar fotos

fuente

Variety informa que Anna Paquin (de “True Blood”) y Ryan Phillippe estarán en ‘Straight A’s.’ de Nu Image/Millenium Films.

La producción de la comedia se inicia hoy en Shreveport, Louisiana, bajo la dirección de James Cox. Dave Cole escribió el guión de la película, que se describe como:

“Phillippe interpreta a un hombre que ha estado entrando y saliendo de rehabilitación durante 10 años y es perseguido por el fantasma de su madre muerta que lo presione para regresar a casa con la familia que le dio la espalda hace años. Equipado con nada más que una bolsa de pastillas y una bolsa de hierba, trota de regreso a Shreveport, se encontrará  con la esposa de su hermano, que todavía suspira por él, su primer amor. ”

Holly Wiersma y  Rene Besson están produciéndolo, con Avi Lerner, Danny Dimbort, Trevor Short, Boaz Davidson, John Thompson y Lati Grobman son los productores ejecutivos.

Fuente

  • Anna Paquin y Stephen Moyer – felizmente casados
  • Sam Trammell y Missy Yager – esperando gemelos
  • Nelsan Ellis y Tiffany Snow – saliendo
  • Rutina Wesley y Jacob Fishel – felizmente casados
  • Ryan Kwanten – soltero
  • Alexander Skarsgard y Kate Bosworth – acaban de romper
  • Jim y Ciera Parrack – felizmente casados
  • Joe Manganiello y Audra Marie – comprometidos

Scan de la revista People con fecha del 15 de Agosto de 2011.

fuente

La máxima estrella de True blood, la exitosa serie de vampiros de HBO, habla con La Tercera (diario de Chile) del cuarto ciclo de la serie.

Anna Paquin (29) se hace esperar. Casi la totalidad del elenco de True blood ya ha cumplido de buena gana con la extenuante rutina de hablar con los medios del mundo y contarles cómo viene la cuarta temporada de la serie más vista de HBO y que en Chile se estrenó el pasado 10 de julio (se emite los domingos a las 22 horas). Pero la mujer que ganó un Oscar a los 11 años, por su rol en la película La lección de piano (1993), es la verdadera estrella del show y recién a las seis de la tarde aparece radiante y con un sonoro “¡hi, guys!” en la sofocante habitación del segundo piso del hotel Four Season, de Los Angeles.

Tiene el pelo tomado, las uñas recién hechas y el guión totalmente aprendido para responder con soltura cada una de las preguntas que caen sobre Sookie, la atribulada chica que pelea con vampiros y hasta se enamora de ellos en la exitosa producción creada por Alan Ball (Six feet under) y que en 2008 le permitió ganar un Globo de Oro. Pero algo de esa diva de genio corto asoma cuando tiene que responder sobre el momento en que su carrera cambió para siempre: “¿Tú crees que puede ser perjudicial haber ganado un Oscar?, dímelo”, pregunta de vuelta con los ojos bien abiertos, mientras descuera el logo impreso en una botella de agua mineral de marca San Pellegrino. “No, pero tú misma has dicho que el Oscar representa una presión interna para ti”.

Paquin, actriz a fin de cuentas, modera el tono y responde con aparente sinceridad. “¿La verdad? Lo del Oscar es para mí como un recuerdo borroso. Como cuando miras una foto de tu niñez y pasado el tiempo ya no sabes si recuerdas el momento en el que tomaron esa foto o lo que te han contado que pasó cuando tomaron esa foto, ¿entiendes? Yo tenía 11 años, era demasiado niña como para entender realmente lo que estaba pasando y menos para cuestionarme en ese momento si ese Oscar iba a ser bueno o malo para mi carrera. Lo que sé y lo que pasó fue que gané un Oscar y repentinamente tuve una carrera como actriz. Seguro que mucha gente debe pensar que es una carga, en el sentido de la presión interna, pero créeme que ya aprendí a vivir con eso y que a mi edad sólo puedo estar agradecida de vivir lo que viví”.

“Lindo, pero agotador”

No van más de 10 minutos, de los escasos 20 convenidos para este encuentro y la botella de San Pellegrino ya no tiene etiqueta. Paquin es del tipo de persona que se empeña en tener una postura imperturbable, perfecta, pero su temperamento y también cierta fragilidad asoman a menudo durante la conversación y es inevitable pensar en el personaje que la tiene acá respondiendo preguntas. “Es muy demandante un papel televisivo como este”, cuenta. “En el cine, tienes que ser capaz de resumir la personalidad de tu personaje pensando siempre en un límite de dos horas. Yo llevo cuatro años siendo Sookie Stackhouse y es lindo, pero agotador, porque tienes que aprender a vivir con ella. Sin embargo, lo bueno es que tienes un arco mucho mayor de tiempo para desarrollar las distintas capas de su personalidad”.

Quizás por eso es que habla con tanta familiaridad de Sookie, la tierna mesera sureña que en la tercera temporada descubre que es un hada y que toda esa experiencia sobrenatural que la rodea ahora también es parte de su realidad. “Esta vez, ella tiene que seguir sola y aprende a tomar decisiones por sí misma. Le han hecho daño, pero aprenderá a cuidarse. Ella tiene que crecer y en esta temporada va a estar más preparada para enfrentar cosas dolorosas que le van a seguir pasando. Van a ver a la Sookie más fuerte que hayan visto”.

La integridad

Vuelve a abrir bien los ojos cuando alguien le pregunta si su vida se asemeja en algo a la de la mentada protagonista de True blood y responde: “Yo ya pasé por eso, ya aprendí a cuidarme. A no creer en todo lo que te dicen, tú sabes, que eres perfecta, que lo haces increíble y todo eso. Aprendí hace mucho que de un momento a otro puedes dejar de ser el sabor del mes. ¿Mi fórmula? Aferrarse a las cosas que me importan y no estar tan pendiente de si todos me quieren o me necesitan. Hoy, intento tomar las decisiones por integridad y no a partir de si algo será exitoso o no. Creo firmemente en el ambiente creativo y en los frutos que eso da”.

La frase no suena mal para una mujer que encontró este oficio por casualidad. Paquin fue escogida entre cinco mil postulantes, cuando acompañó a su hermana al casting masivo que buscaba un rol infantil para la película La lección de piano, de Jane Campion. Tras ese despegue soñado, ha participado en más de 30 filmes -desde Casi famosos (2000) hasta X-Men 3: La batalla final (2006)- y pretende seguir alternando entre el cine y la televisión “hasta que sigan apareciendo buenas oportunidades, como True blood. Este es un programa de un mundo de fantasía, pero creo que aborda temáticas que son comunes para todo el mundo. El miedo y la represión de nuestra parte animal, de reaccionar instintivamente, como bestias. No creo que sea un show adolescente, como han dicho intentando banalizar nuestro trabajo. Estos vampiros son muy adultos”.

 

Cita:

“Si no estuviera haciendo True blood, me gustaría hacer Breaking bad. Me encanta esa serie. Es una de las pocas que sigo y creo que ellos (sus protagonistas, que en la historia están involucrados en “el tráfico de drogas”) tienen que morir”.

 

fuente